La NBA ha vivido una serie de cambios durante los últimos años que han desembocado en una transformación radical en el estilo de juego. Se ha generalizado un sistema ofensivo en el que los jugadores deben cumplir básicamente con dos premisas: tener una gran movilidad que les permita rápidos desplazamientos por todo el campo y ser fiables en el tiro exterior. De este modo, como todos los jugadores son una amenaza desde la línea de tres y son capaces de jugar a gran velocidad, los espacios en ataque son mucho mayores y el equipo defensor no puede fijar a un pívot grande y tosco que cubra la zona, dado que tiene que salir a defender los tiros de su par. Estos son los mejores bases:

1. Stephen Curry, Golden State Warriors

bases

En solo nueve temporadas de la NBA, Steph ha conseguido tres campeonatos (todos en las cuatro últimas temporadas) y se quedó solo a un 0,5% de su porcentaje de tiros de campo medio para volver al club de 50-40-90. Su habilidad en el tiro exterior es lo que le hace destacar entre los demás, pero su tiro medio o su organización de juego no se quedan atrás. Es el mejor entre los bases.

 

2. Russell Westbrook, Oklahoma City Thunder

bases

Muchos son críticos con el juego del Sr. Triple-doble y dicen que solo juega para mejorar sus estadísticas, que pone más interés en sus números que en ganar, pero eso son chorradas. Westbrook es uno de los jugadores más únicos que ha visto esta liga. Pero lo que lo diferencia no está en las estadísticas. Cada noche, Russ nos da un espectáculo de deporte versátil: coloca mates, atrapa rebotes y, si le apetece, te grita a la cara.

 

3. Kyrie Irving, Boston Celtics

bases

El tío Drew hizo lo que sabe el año pasado y anotó 24,4 puntos, 5,1 asistencias y 3,8 rebotes por partido. Aunque se perdió la parte final de la temporada, su año fue más que eficiente: anotó un 49% de los tiros de campo, un máximo en su carrera. Kyrie es un rey del manejo del balón y lo demuestra todas las noches. Con su velocidad y su toque anotador, Kyrie es uno de los mejores bases.

 

4. Chris Paul, Houston Rockets

bases

Paul, en su 13.ª temporada, anotó una media de 18 puntos por partido, unos cinco rebotes y casi ocho asistencias. La razón por la que CP3 suele aparecer en listas es su visión: es uno de los mejores pasadores que ha puesto el pie en una pista, y también un gran facilitador. Esta temporada, fijémonos en la cantidad de veces que coloca tiros abiertos para sus compañeros saliendo de un bloqueo. Tiene verdadero talento.

 

5. John Wall, Washington Wizards

bases

John Wall ha estado lesionado la mayor parte de la última temporada, solo jugó 41 partidos. El año de Wall acabó en abril, pero eso no significa que no fuese increíble: consiguió una media impresionante de 10,2 asistencias por partido y un 37,1% de tiros a distancia, el máximo en su carrera de largo. Su puntería y su espectacular capacidad atlética innata lo convierten en uno de los jugadores más divertidos de ver. Nadie quiere enfrentarse a Wall: su manejo, sus pases y su forma física te pondrán en evidencia.


Like it? Share with your friends!

Sebastián Villalobos
Futuro periodista venezolano, amante de los deportes - @sebastian0209 en Twitter y en IG @sebastianvu02

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *