El Ajax sacó un empate a domicilio 1-1 en Múnich, con lo que profundizó la minicrisis del Bayern, que lleva tres partidos sin ganar y este martes, en la segunda jornada de la Liga de Campeones, estuvo lejos de mostrar su mejor versión.

El partido estaba marcado por una semana crítica del Bayern, que había perdido el liderato en la Bundesliga tras encajar su primera derrota ante el Hertha y empatar ante el Augsburgo.

Por eso, cuando Mats Hummels abrió el marcador con un remate de cabeza en el minuto 5, al aprovechar un centro de Arjen Robben desde la banda derecha, se esperaba que la ventaja le permitiera a los bávaros sacudirse de posibles inseguridades por la situación actual.

Sin embargo, cuando el Ajax se atrevió a adelantar sus líneas y a a tratar de meterse en la mitad contraria, el Bayern empezó a titubear.

La primera alarma la dio un remate por encima de la portería de Nicolas Tagliafico en el minuto 17. Luego, en el 20, un remate de Ziyek obligó a Manuer Neuer a desviar el balón a saque de esquina. Y en el 22 llegó el empate, obra del lateral derecho Noussair Mazraoui, que llegó al área tras una pared con Tadic y batió a Neuer con un fuerte remate.

El empate aumentó la inseguridad del Bayern, sobre todo cuando no tenía la pelota, y le dio alas a un Ajax que empezó a jugarle de igual a igual al campeón alemán


Like it? Share with your friends!

Juan Bastidas

Periodista venezolano en Santiago. Cubrí la fuente de fútbol en el Diario Versión Final (Maracaibo) y Diario Líder (Caracas).

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *