El portugués Cristiano Ronaldo festejó este lunes los 15 años de su debut en la Liga de Campeones, que se remonta a un partido del Manchester United, su entonces equipo, contra el Stuttgart alemán.

Ese encuentro, disputado en el Mercedes-Benz Arena de Stuttgart y correspondiente a la fase de grupos, terminó con derrota por 2-1 para el United, pero marcó el comienzo del camino europeo de un Cristiano que, quince años después, es el máximo goleador histórico de la competición.

Desde ese 1 de octubre de 2003, Cristiano, fichado este verano por el Juventus procedente del Real Madrid a cambio de 112 millones de euros, conquistó cinco Copas de Europa, una con el Manchester United (2008) y cuatro con el conjunto madridista (2014, 2016, 2017, 2018).

Todo empezó en esa noche de 2003, cuando el United del técnico escocés Sir Alex Ferguson visitó al Stuttgart del entrenador alemán Felix Magath en la segunda jornada del grupo E de la Copa de Europa, en el que también estaban el Glasow Rangers y el Panathinaikos.

Cristiano salió de titular en un once repleto de jugadores que marcaron la historia del United, como los ingleses Gary Neville, Paul Scholes, Roy Keane y Rio Ferdinand, el holandés Ruud Van Nistelrooy o el galés Ryan Giggs.

En su etapa en el Sporting Lisboa, CR7 ya había participado en un partido de la máxima competición europea para clubes, aunque fue un duelo de la fase previa.

En esa campaña, el luso firmó 31 goles en la Premier League inglesa y anotó 8 en la Copa de Europa, viendo puerta precisamente en la final con un espectacular cabezazo que adelantó en el marcador al United.

Tras perder la final europea del año siguiente contra el Barcelona en el Estadio Olímpico de Roma, Cristiano fichó por el Real Madrid y abrió una de las épocas más gloriosas de la historia del club blanco.

No fue fácil y el portugués tuvo que pasar por unas duras decepciones en la Copa de Europa, con tres semifinales perdidas, antes de acabar con la «maldición» en 2014 bajo las órdenes el entrenador italiano Carlo Ancelotti.

Ganó la «Orejona» en el estadio Da Luz de Lisboa contra el Atlético Madrid tras firmar 17 goles en la campaña europea (récord absoluto de la competición) y, después de dos años de espera, encadenó otras tres coronas con el Madrid del entrenador francés Zinedine Zidane.

Sus números en la Liga de Campeones son sobresalientes: lleva seis años consecutivos coronándose como máximo artillero de la competición y se convirtió en uno de los jugadores más decisivos de la historia del torneo.

Tras su gloriosa etapa en Madrid, Cristiano decidió poner el punto final a su experiencia blanca y afrontar un nuevo e ilusionante reto: ganar la Copa de Europa con el Juventus, un equipo que lleva 22 años esperando acabar con su sequía.


Like it? Share with your friends!

Juan Bastidas

Periodista venezolano en Santiago. Cubrí la fuente de fútbol en el Diario Versión Final (Maracaibo) y Diario Líder (Caracas).

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *