En el transcurso de la historia, algunos jugadores de segunda generación han tomado la liga por asalto, mientras que otros han fallado miserablemente a la altura de las expectativas. Estos son los mejores hijos de jugadores de la NBA que pueden convertirse en las próximas superestrellas:

 

1. Shareef O’Neal (18 años, 2.10 m)

Hijos

Empezando con los hijos, el primero, el hijo de Shaq, Shareef, a los 18 años, representa el futuro del baloncesto. A punto de comenzar su primera temporada en la NCAA, Shareef se transformará para jugar el lugar del “Stretch Four”. El joven y versátil atleta puede montar un espectáculo en transición corriendo por el pista y finalizando con elegantes mates.

En media pista, Shareef está en su mejor momento evolucionando su juego para dominar la triple amenaza, ya que es un jugador que puede pasar, tirar y atacar el aro. Con el tiempo, se espera que este chico mejore su juego de pies y que expanda su rango de tiro a más allá de la línea de tres puntos. De momento esta próxima temporada le podremos ver debutando en la NCAA con la universidad de UCLA.

 

2. LeBron “Bronny” James Jr (13 años, 1.55 m)

Hijos

LeBron “Bronny” James Jr., al igual que su padre, ya es muy reconocido por sus bloqueos en el lado débil, su juego nada egoísta y su potencia para atacar el aro. Por esto, John Calipari y la universidad de Kentucky ya le han hecho una oferta de beca a Bronny.

En seis años, tendrá 19 años, mientras que Lebron cumplirá 38 años. Si todo sale según lo planeado, estos dos genios serán la primera combinación de padre e hijo en jugar en la NBA al mismo tiempo.

 

3. Zaire Wade (16 años, 1,88 m)

Hijos

Dwyane Wade siempre se ha ganado la vida gracias a su atletismo, velocidad y saltos, y su hijo Zaire Wade parece casi una copia de un joven Flash. Ya es un matador explosivo y fabuloso, y ya domina las fintas de tiro de su padre para sacar faltas y finalizar con contacto.

Además, entrenar con su padre y LeBron James de vez en cuando tiene que ayudar. Las universidades de Marquette, Michigan State, Florida State y Toledo ya han mostrado interés por el chico de apenas 16 años.

 

4. Bol Bol (18 años, 2.22 m)

Hijos

A punto de comenzar su primera temporada con la universidad de Oregon, Bol Bol es uno de los jugadores más prometedores de su generación, y partiendo de que es uno de los hijos de una leyenda como Manute Bol, ya te puedes imaginar que es increíblemente alto. Aunque eso sí, Bol es una versión mejorada de su padre, ya que puede encontrar al hombre abierto e iniciar el contraataque.

Además, puede anotar desde media y larga distancia, sin olvidarnos de que ha heredado de su padre la capacidad defensiva y taponadora gracias a su enorme envergadura.

 

5. Allen Iverson II (Jordan Lowery) (10 años)

Hijos

Hijos pequeños también cuentan, el hijo de Allen Iverson, Jordan Lowery, está clasificado como el mejor alumno de cuarto grado del país y ya ha demostrado que sabe hacer algunos de los movimientos que su padre solía hacer regularmente en la NBA.

Eso sí, una cosa que lo diferencia de su padre es su destreza al pasar, lo que le convierte más en un base que en un anotador como Allen Iverson.


Like it? Share with your friends!

Sebastián Villalobos
Futuro periodista venezolano, amante de los deportes - @sebastian0209 en Twitter y en IG @sebastianvu02

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *