Esta temporada ya nos ha dado momentos de gran emoción, momentos que nos recuerdan que el deporte sin reloj puede traernos juegos tan increíbles como éste. A continuación, los cinco juegos más emotivos del 2018:

 

1. Indios 10, Astros 9, 14 innings, 27 de mayo, Progressive Field

Los Astros llegaron a la parte baja de la novena entrada con una ventaja de 8-3. Fue en ese momento que la cosa se puso interesante. Los Indios anotaron cinco veces en ese inning para empatar el partido. Houston anotó una carrera en la parte alta de la 13ra. Cleveland hizo lo mismo en la parte baja. Finalmente, en la parte baja de la 14ta, al final de un juego que duró cuatro horas y 53 minutos en el que desfilaron 15 pitchers, se hicieron 451 pitcheos y se conectaron 25 hits, Greg Allen mando a todos a casa muy  emotivos con un jonrón de oro.

 

2. Cachorros 4, Nacionales 3, 12 de agosto, Wrigley Field

Los Nacionales ganaban 3-0 en la parte baja de la novena. Los Cachorros tenían las bases llenas con dos outs. Fue entonces cuando el infielder novato David Bote, quien había sido seleccionado en la 18va ronda del Draft amateur y tenía apenas 33 juegos de experiencia en la Gran Carpa, se paró en la caja de bateo. Bote conectó un grand slam que encendió una jubilosa celebración dentro del Wrigley Field y en las calles, bares y restaurantes a lo largo de Wrigleyville.

 

3. Medias Rojas 9, Bravos 8, 5 de septiembre, SunTrust Park

El veterano de mil batallas, Brandon Phillips, se encontraba en el lineup titular debido a que el dirigente puertorriqueño de Boston, Alex Cora, decidió darles descanso a sus titulares. Y cuando vino a batear en la parte alta de la novena con dos outs y un corredor a bordo, hizo algo que jamás olvidará. Phillips conectó el primer pitcheo que vio del relevista de los Bravos, A.J. Minter, y lo mando del otro lado de la cerca. Este fue el batazo que coronó una remontada para la historia. Boston superó una desventaja de seis carreras en la agonía del partido y barrió la serie de tres juegos entre líderes divisionales.

Los dueños del mejor récord en las Mayores anotaron seis veces en el octavo para igualar la pizarra, 7-7. Luego de que Freddie Freeman bateó un jonrón solitario con dos outs por los Bravos en el octavo, los Medias Rojas se recuperaron para lograr su 97na victoria del año.

 

4. Cerveceros 13, Rojos 12 (10 innings), 29 de agosto, Great American Ball Park

Ves a Christian Yelich conectar seis hits, incluido el ciclo. Ves a Mike Moustakas pegar cuatro indiscutibles por los Cerveceros, y a Billy Hamilton cuatro por Cincinnati. Ves a los Cerveceros recuperarse a desventajas de 3-2, 7-5 y 10-6. Los ves desperdiciar una ventaja en la parte baja de la octava y por poco perderla otra vez en la décima. Te aferras a tu butaca por 4 horas y 16 minutos y aguantas un retraso por lluvia de 27 minutos. Y si les ibas a los Cerveceros, al final te vas contento porque viste un juego que quedará en tu mente por mucho tiempo.

 

5. Cardenales 7, Nacionales 6, 13 de agosto, Busch Stadium

Los Cardenales perdían 4-2 en la parte baja de la octava entrada y turno por turno comenzaron a armar un pequeño ataque. Jedd Gyorko abrió el episodio con un cuadrangular para poner la pizarra 4-3. Luego llegaron dos sencillos. Luego sucedió un bambinazo de tres carreras por parte de Matt Carpenter para tomar la ventaja 6-4. Sólo que San Luis no pudo conservar la ventaja, cediendo par de carreras en la parte alta de la novena. Y luego Paul DeJong mandó a todos a casa muy emotivos tras enviar del otro lado de la cerca el primer pitcheo que vio en la parte baja de la novena.


Like it? Share with your friends!

Sebastián Villalobos
Futuro periodista venezolano, amante de los deportes - @sebastian0209 en Twitter y en IG @sebastianvu02

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *