Una de las semifinales del US Open enfrentara a dos de los mayores candidatos a pelear por el título. Rafael Nadal y Juan Martín del Potro se miden el viernes en un duelo apasionante y con pronostico reservado. Ambos llegan golpeados luego de sus partidos de cuartos de final, pero no será una excusa luego que salten a la pista.

Del Potro jugó a la perfección ante John Isner

El argentino viene jugando a un nivel superlativo durante todo el torneo. Ante Isner demostró que no solo quiere ser un participante del US Open, sino que aspira ganarlo.

En tres horas y 31 minutos despachó a su rival con parciales de (5)6-7, 6-3, 7-6(4) y 6-2. Del Potro solo cometió 14 errores no forzados en los cuatro sets, una estadística que impresiona y masifica su actuación. Además, su juego está creciendo, su saque, su derecha y el slice son armas que a sus rivales les perjudica.

Por segundo año consecutivo Del Potro llega a semifinales. A diferencia del año pasado, el argentino llega en mejores condiciones físicas y no tan al límite. A pesar de su agotador partido ante Isner y la excesiva transpiración, con dos días de descanso por delante no debe haber ningún problema para su recuparación, aunque su dificultad estará del otro lado de la red.

Nadal se complicó ante Thiem pero pudo resolver y avanzar

El español repite instancia en el US Open, aunque la noche de ayer tuvo que esforzarse al máximo para derrotar a un muy digno rival como lo fue Dominic Thiem.

Nadal no solo tuvo que remontar un 0-6 en el primer parcial, sino que tuvo que batallar ante el nivel de su rival. El español tuvo menos tiros ganadores y menos errores no forzados que Thiem, sin embargo la experiencia y su nombre pudieron más que el entusiasmo de un joven talentoso que en un futuro no muy lejano pudiese levantar un trofeo de Grand Slam.

Una de las cualidades que tiene Nadal es que nunca se rinde. Ayer, cuando la cosa no pintaba bien comenzó a cambiar su estrategia de juego y así pudo sacar adelante el partido. A principios del mismo, el español le dejaba la bola muy alta a Thiem, quien jugaba tres metros detrás de la línea de base y castigaba con fuerza la pelota dejando al número uno del mundo sin opciones.

Con el paso del partido, Nadal se pudo asentar en la cancha. También es importante resaltar del punto para set que tuvo Thiem y no fue aprovechado y a la postre el español se quedaría con la tercera manga. Pequeños detalles que ante rivales de tal envergadura el austriaco no puede permitirse.

¿Cuál de ellos llega en mejores condiciones al partido del viernes?

En las primeras de cambio, Del Potro salta con ventaja. Durante los cuartos de final estuvo menos tiempo en cancha y su rival no lo exigió al nivel que Thiem lo hizo con Nadal.

En los últimos dos partidos, el argentino ha estado alrededor de cinco horas y 30 minutos en cancha. Mientras que Nadal ha tenido que jugar nueve. Cifras que comienzan a jugar en la recuperación de cada uno. Del Potro terminó el cuarto set con Isner casi sin moverse, la deshidratación comenzó hacer mella en él y le fue complicando su actuación a pesar de ganar.

Luego del partido ante Thiem, Nadal llego en medias al hotel producto del desgaste físico del partido. Aunque todos sabemos que la capacidad atlética del español es enorme cuando se disputan partidos de cinco sets.

De los últimos cuatro partidos que han disputado ambos, Nadal se ha llevado tres victorias (falta conocer el resultado del viernes). Dichos enfrentamientos fueron este año en semifinales de Roland Garros, cuartos de final en Wimbledon y el año pasado en la misma instancia del US Open.


Like it? Share with your friends!

Elvis Paz

Periodista maracucho. Fanático de los deportes sobre todo del fútbol y tenis. Parte del equipo de trabajo de @hsmdeportes Twitter: paz_elvis Instagram: elvispm19

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *