JD Martínez ha sido una de las mejores adquisiciones de todas las ​Grandes Ligas en el 2018 y sus números así lo confirman.  Martínez fue firmado por los Medias Rojas antes del inicio de la temporada y desde su llegada al equipo, ha tenido un rendimiento increíble.

Ha sido el slugger más importante de los Medias Rojas de Boston en esta temporada y, además, encabeza todas las Grandes Ligas en jonrones (32) y carreras impulsadas (89) bateando para .323.

Al parecer, este año no hay lanzador que pueda detenerlo. El slugger también es el jugador actual que más bases ha conquistado a punta de hits (126) y dobles (25).

J.D no ha dejado ninguna duda, sus números lo colocan en un lugar importante en los libros de registros ofensivos del equipo.

Lo está haciendo todo en la ofensiva de los Medias Rojas. J.D ha logrado embasarse en sus últimos 43 partidos en casa. Con su ofensiva,  mantiene al equipo de primeros en la División Este de la Liga Americana, los cuales parecen estar con rumbo firme a jugar la postemporada.

Los cuadrangulares de Martínez representan la segunda cifra más alta para un jugador de Boston antes del mes de agosto en una temporada. Solo ​David Ortíz está por encima de él con los 36 jonrones que conectó en 2006.

Jamás en la historia de las Grandes Ligas un jugador cuya posición principal es Bateador Designado, ha ganado el MVP. J.D Martinez acumula 62 juegos como Bateador Designado.

La consistencia de J.D lo llevó a ser la solución perfecta para los Medias Rojas luego de la salida de David Ortíz. Este año ha superado sus estadísticas y, si se mantiene saludable, veremos su etapa más productiva como jugador.

Esto se pone cada vez mejor…


Like it? Share with your friends!

María Virginia Álvarez
Licenciada en Comunicación Social Mención Audiovisual. Me considero una persona en constante movimiento, sumergida en la búsqueda eterna de inspiración y pasión. Los deportes siempre estuvieron presentes en mi vida, pero fue luego de tener en mis manos el libro de Luis Aparicio Montiel, único venezolano exaltado al Salón de la Fama de Cooperstown, cuando el mundo del deporte tomó gran protagonismo en mi vida y decidí hacerlo parte de mi trabajo.

One Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *