Hablar de la Triple Corona del béisbol es una cuestión de costumbre más que de lógica. Los jonrones y carreras impulsadas están demasiado entrelazados para decirnos lo suficiente sobre la profundidad y la dimensión de un jugador y, por lo tanto, para representar dos tercios de la Triple Corona. Hay oportunidad, ya que hubo 108 casos en la era moderna (que se remonta a 1901) en los que un jugador ha liderado su liga en jonrones y remolcadas. Obviamente, un buen número de esas instancias presentaba a un jugador líder en esas dos categorías en ambas ligas, pero, en promedio, ha tenido una probabilidad del 46 por ciento en un año determinado de que un jugador logre esa hazaña en su liga. No es exactamente el aire raro. (Giancarlo Stanton lo hizo en la Liga Nacional el año pasado).

El ganador del Premio al Jugador Más Valioso 2012, Miguel Cabrera, aún no se puede olvidar esa Triple Corona, aunque sea por la rareza (Cabrera se convirtió en la 15ª persona en ganarla y último en hacerlo).

oportunidad

Aquí están los jugadores que tienen la mejor oportunidad de desafiar la Triple Corona del béisbol en un futuro cercano.

 

1. Mike Trout

oportunidad

Parece que lo único que impide a Trout de tener la oportunidad de ganar la Triple Corona es que no ha dicho en una temporada: “Creo que ganaré la Triple Corona este año”. Volviendo al 2012, tiene el sexto mayor promedio de bateo, el quinto total de cuadrangulares más alto y el sexto mayor total de carreras impulsadas en las grandes ligas.

 

2. Mookie Betts

oportunidad

Betts está liderando la MLB en promedio de bateo (.355) y no está muy lejos del ritmo de su compañero de equipo, JD Martínez. El problema es que Betts está bien lejos del ritmo de carreras impulsadas de Martinez, por lo que, en lo que respecta a la Triple Corona, en realidad está herido por su propia causa al darle tantas oportunidades de carreras impulsadas a Martínez.

Pero con sus manos rápidas, además de la velocidad del bate y el criterio de la zona de strike, Betts es absolutamente un candidato para tener múltiples años en los que desafía por el liderato de la liga en promedio de bateo y jonrones. Podría ser solo cuestión de que los números de jonrón y RBI se sincronicen como lo hizo con tantos otros para tener la oportunidad de lograrlo.

Martínez, por cierto, ha estado en los 10 principales promedios de bateo en el béisbol en los últimos tres años y está en camino de alcanzar uno de los promedios más altos de su carrera. Pero todavía está lejos del ritmo promedio de bateo de Betts aquí en 2018, y, a los 30, es difícil que lo logre este año como en un futuro cercano, ya que tendrá competencia con jugadores más jóvenes y de buena calidad.

 

3. Nolan Arenado

oportunidad

Arenado lideró la Liga Nacional en jonrones e impulsadas en 2015 y ’16, por lo que tiene el doble doble Corona, por así decirlo. Este año, sin embargo, ha elevado su promedio a .313. El problema es (una vez más, solo en relación con la discusión de la Triple Corona) que ha mejorado significativamente su índice de anotación, lo que reduce el total de carreras impulsadas.

Arenado es evidencia de la dificultad de sincronizar estas estadísticas a la vez. También es, sin embargo, evidencia del tipo de talento que continuamente puede darse la oportunidad de hacerlo realidad. (Obviamente, se beneficia de jugar sus juegos en casa en la gran altura de Coors Field, y probablemente se cae de esta lista si alguna vez juega en otro lado).

 

4. Manny Machado

oportunidad

Machado ha reducido su cantidad de cambios fuera de la zona de strike, aumentando sus caminadas y su promedio a un máximo de por vida de .316.

Pero ese promedio mejorado no lo ha comprometido en los frentes de poder y producción, ya que está cerca de la cima de la tabla de posiciones de la liga con 24 jonrones y 65 remolcadas. Se espera que siga encendido con su nuevo equipo que son Los Dodgers y que en algún momento tenga la oportunidad de hacerlo.

 

5. Kris Bryant

oportunidad

Bryant ha reducido su porcentaje de ponches cada año y solo tiene 72 este año. Entonces, aunque todavía no ha bateado .300 o mejor en una temporada completa, no se puede eliminar por completo de la conversación, incluso si su probabilidad no es la misma, es tan fuerte como algunos otros de tener la oportunidad.

 

6. José Ramírez

oportunidad

Él ha comparado a José Altuve en la categoría de ácaro poderoso, pero el total de jonrones actual de Ramírez (30) ya sobrepaso al alto de la carrera de Altuve (24). Esa producción de jonrones mejorada este año se ha producido a expensas del promedio de Ramírez, una historia tan antigua como el tiempo. ¿Y quién sabe por cuánto tiempo este jugador de cuadro de 5’9 pies de altura puede superar a personas como Stanton en total de jonrones?

Pero ahora que esta máquina de dobles también ha decidido convertirse en una máquina de jonrones, podríamos incluirlo aquí. Después de todo, Ramírez tiene habilidades elite al bate (una tasa de contacto del 88 por ciento desde inicios de 2016) y el séptimo promedio más alto en el juego en los últimos tres años, por lo que no es inconcebible. Por ahora, debemos saber que no debemos ponerle límites pero tiene mucha chance tener la oportunidad de hacer algo histórico.


Like it? Share with your friends!

Sebastián Villalobos
Futuro periodista venezolano, amante de los deportes - @sebastian0209 en Twitter y en IG @sebastianvu02

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *