Comenzó el vacío de no tener Mundial. La conquista de Francia en Rusia puso punto y final al mes más esperado cada cuatro años por los futboleros -y hasta algunos no tanto-. Fue una competición atípica por quiénes terminaron siendo protagonistas pese a que el campeón fue un viejo conocido.

¿Qué argumentos hacen de la edición de 2018 un buen Mundial? La competitividad fue el punto más resaltante. Pocos equipos se marcharon sin causar, al menos, una grata impresión. Con armas más limitadas pero con orden táctico y disciplina lograron hacer de grupos que parecían cantados una verdadera disputa: Marruecos, Irán, Senegal, Corea del Sur y Perú dignificaron su corta participación.

Rusia también derribó mitos: muy temprano se despidieron las tres máximas estrellas individuales: Lionel Messi, Cristiano Ronaldo y Neymar; además del adiós del campeón del mundo Alemania, el subcampeón Argentina, el monarca de Europa Portugal y varias selecciones de peso que cayeron una a una. Una muestra de que el fútbol es colectivo y que las camisetas no se imponen por pura historia.

Pero el mayor atributo de este Mundial fue la importancia de la idea en un equipo y su convencimiento en la misma. Los cuatro semifinalistas (Francia, Croacia, Inglaterra y Bélgica) fueron consistentes en sus formas y la ejecución de la misma. Todos los grandes talentos individuales estuvieron a servicio del colectivo.

Los galos fueron prácticos y letales; se proclamaron sin despeinarse en la llave más complicada y luego de octavos crecieron en sus respuestas a las exigencias; los balcánicos se casaron con la pelota como arma y ni en sus momentos de mayor desespero optaron por otro plan contrario a su estilo; Bélgica apostó por el vértigo y confianza en sus más habilidosos mientras que Inglaterra fueron los mejores en cuanto a táctica fija.

Fue un Mundial distinto que puede marcar un antes y después. El fútbol ha cambiado y en Rusia se demostró.


Like it? Share with your friends!

Juan Bastidas

Periodista venezolano en Santiago. Cubrí la fuente de fútbol en el Diario Versión Final (Maracaibo) y Diario Líder (Caracas).

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *