Durante la disputa de la tercera ronda de Wimbledon, el resultado del partido entre Alexander Zverev y Ernests Gulbis sorprendió a propios y extraños. El letón derrotó con parciales de 7-6 (7-2), 4-6, 5-7, 6-3 y 6-0 en tres horas y 20 minutos al alemán que sigue decepcionando a su público en los Grand Slams.

Por segunda ocasión en su corta carrera como profesional, Zverev es eliminado en la tercera ronda del torneo. Solamente ha supera está ronda en una ocasión, durante la edición del año 2017. Caso similar al de su rival, que disputará su primera segunda semana en Wimbledon.

Revisando el historial de participaciones en Grand Slams por parte de Zverev, solo se consigue unos cuartos de final en Roland Garros del presente año. Estadística que sin duda deja mucho que desear al estar hablando de número cuatro del mundo y basados en los últimos resultados.

El partido ante Gulbis fue una montaña rusa para el alemán. Por momentos dominaba a su rival, pero en otros era dominado, algo que no es común en sus partidos. Vale destacar que en la ronda anterior, Zverev también tuvo que disputar cinco parciales ante Taylor Fritz, partido que le deja secuelas enormes en lo físico.

En la preparación previa para Wimbledon, Zverev solo disputó un partido sobre hierba en el ATP 500 de Hale. El resultado de dicho encuentro fue una derrota ante Borna Coric en parciales corridos.

La madurez en un deportista de élite se encuentra entre los 26 y 30 años. En dicho rango, el atleta no es un novato pero tampoco un especialista, pero ha vivido lo suficiente para conocer sus limites y oportunidades.

En el caso de Zverev pudiese estar pasando algo similar. Si repasamos la cantidad de tenista que han logrado un desempeño optimo después de los 26 años encontraremos unos cuantos. Pero, si chequeamos que tenista ha tenido tanto éxito como el alemán a tan corta edad serán muy pocos.

La presión para un joven de tan solo 21 años, siendo el cuarto del mundo y habiendo ganado torneos de todas las categorías, salvo un Grand Slams, no debe ser fácil de manejar. Además, si suman las opiniones de críticos y fanático es el combo perfecto para que la presión conviva permanentemente con él.

Apenas está comenzando su carrera. Zverev es llamado hacer el número uno del futuro. Su juego para las grandes citas no ha sido el mejor. Muchos errores, falta de concentración y consistencia hacen de él por ahora un jugador vulnerable. Pero tampoco se debe dejar de decir que es un jugador fácil para enfrentar. En un buen día puede ganarle a cualquiera, pero teniendo un mal día puede ser derrotado por cualquiera.


Like it? Share with your friends!

Elvis Paz

Periodista maracucho. Fanático de los deportes sobre todo del fútbol y tenis. Parte del equipo de trabajo de @hsmdeportes Twitter: paz_elvis Instagram: elvispm19

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *