En la segunda gala de premios de la NBA, los grandes triunfadores fueron James Harden y Ben Simmons, aunque también brillaron Rudy Gobert, Victor Oladipo, Lou Williams o el despedido Dwane Casey. Esta ceremonia pone punto y final a una temporada histórica y nos mete de lleno en el inicio de una nueva, donde se abre el mercado de agentes libres tras un Draft que también llega cargado de mucho nivel.

 

James Harden – MVP

A la tercera fue la vencida y ‘La Barba’ pudo ingresar su nombre entre las estrellas de la NBA que ya han logrado un MVP. 30,4 puntos y 8,8 asistencias por partido para liderar al mejor equipo de la temporada regular parecían un aval suficiente para que el premio no tuviese discusión alguna, pero al lado estaban LeBron James y Anthony Davis, que también habían reunido méritos suficientes para creer que no iba a ser una decisión fácil. Harden se convierte así en el tercer jugador de los Rockets que alza el trofeo individual más importante en la NBA tras Moses Malone y Hakeem Olajuwon y además en el tercero de aquel emblemático equipo de los Thunder donde despuntaba junto a unos jóvenes Kevin Durant y Russell Westbrook, que lo lograron en 2014 y 2017 respectivamente.

Harden se impuso con 965 votos, por los 738 de LeBron y los 445 de Davis. También recibieron votos: Damian Lillard (207 puntos), Russell Westbrook (76), Giannis Antetokounmpo (75), Kevin Durant (66), DeMar DeRozan (32), LaMarcus Aldridge (6), Jimmy Butler (5), Stephen Curry (5), Joel Embiid (4) y Victor Oladipo (2).

 

Ben Simmons – ROY

Probablemente el premio que más debate ha generado a lo largo de la temporada, también gracias a la ‘guerra’ por las redes sociales que han propiciado tanto el propio Simmons como Donovan Mitchell, el otro gran favorito, alimentada por sus compañeros de equipo, periodistas y aficionados. Si nos ceñimos a los números, la temporada del all-around player de los Sixers ha sido histórica, a niveles de Magic Johnson: 15,8 puntos, 8,1 rebotes, 8,2 asistencias y 1,7 robos por noche, registrando 12 triples-dobles, la cifra más alta para un novato desde el emblema de los Lakers. Mitchell por su parte fue el máximo anotador entre los rookies, promediando 20,5 puntos, además de 3,7 asistencias y 3,7 rebotes por partido. La clase del Draft de 2017 ha tenido tanto nivel que este premio ha crecido en importancia e interés hasta tal punto de colocarse prácticamente a la par que el del MVP este año. Solo hay que ver que el tercero en discordia ha sido Jayson Tatum, líderes en incontables partidos de la gran temporada de los Celtics.

Simmons sumó un total de 481 votos, mientras que Mitchell y Tatum se quedaron en 323 y 101 respectivamente. Kyle Kuzma y Dennis Smith Jr, fueron los únicos novatos al margen de los tres mencionados que obtuvieron algún voto: El de Lakers 3 como tercero y el de Mavs 1 como tercero.

 

Rudy Gobert – DPOY

View this post on Instagram

Congratulations to @rudygobert27 of the @utahjazz, the 2018 #KiaDPOY! #NBAAwards

A post shared by NBA (@nba) on

No podía haber mejor rúbrica a una temporada encomiable para los Utah Jazz. Tras realizar una sólida temporada regular y unos heroicos playoffs, plantando cara a los Rockets en semifinales del Oeste, han visto recompensado su trabajo en forma de un título individual en su principal figura, un Rudy Gobert que por fin se alza con el premio a mejor defensor de la NBA. 13,5 puntos, 10,7 rebotes y 2,3 tapones para un auténtico terror en la zona. A pesar de empezar la temporada lesionado y perderse prácticamente el primer tercio de competición (ha jugado 56 partidos), supo regresar a un nivel altísimo para liderar, junto a Mitchell, a unos Jazz post Hayward. El francés se convierte en el segundo jugador en la historia de la franquicia en lograr tal reconocimiento, después del doblete de Mark Eaton en el 85 y 89.

Gobert sacó una gran ventaja respecto a sus competidores en la votación final con 466 puntos, lejos de los 163 de Embiid y los 139 de Davis. Draymond Green, último ganador del premio, recibió 20 votos.

 

Lou Williams – 6th Man

Segundo premio para el jugador de los Clippers gracias a sus 22,6 puntos, 2,5 rebotes y 5,6 asistencias de media. Cifras que bien podrían ser de cualquier estrella de la liga, pero que responden a un Lou Williams que se ha convertido en uno de los mejores microondas de la historia. Lou es el segundo jugador de los Clippers en su historia que recibe este premio; el otro por supuesto es Jamal Crawford que sigue liderando la clasificación histórica con tres distinciones al mejor sexto hombre. El escolta llegó a alcanzar los 50 puntos ante los Warriors y ha superado la treintena en 16 choques.

Williams venció a Eric Gordon, último ganador del premio en las votaciones con 495 votos, por los 246 del de los Rockets. VanVleet cerró el podio con 64 puntos.

 

Victor Oladipo – MIP

Uno de los premios que ya tenía dueño casi a mitad de temporada. El rendimiento de Oladipo con los Pacers ha sido espectacular, llevándole incluso al All-Star y demostrando que no perdieron tanto en el traspaso de Paul George a Oklahoma. Su tarjeta de presentación se resume en: 23,1 puntos, 5,2 rebotes, 4,3 asistencias, 2,4 robos y un 47,7 por ciento en tiros de campo. Dipo también formó parte del tercer mejor quinteto de la temporada y del primer quinteto defensivo y se sitúa en la élite de la liga tras liderar a Indiana hacía unos playoffs que pocos veían que podrían lograr y donde pusieron contra las cuerdas a los Cavaliers.

Oladipo arrasó en las votaciones y se quedó a solo dos votos de obtenerlo de forma unánime. El escolta sumó 499 votos, superando ampliamente a Capela y Dinwiddie que se quedaron en 99 y 50 puntos respectivamente.

 

Dwane Casey – COY

Reuniendo méritos solo de la temporada regular, el premio debe ser justo para la mente pensante de unos Raptors que alcanzaron las 59 victorias y el liderato del Este por primera vez en su carrera. Luego, tras unos playoffs decepcionantes donde fueron barridos 4-0 por los Cavaliers, con el posterior despido del propio Casey, el premio podría chirriar algo más. Quizá este galardón haya sido el que más ampollas haya levantado para muchos, aunque el ahora entrenador de los Pistons merecía poner la guinda a su etapa en Toronto con un premio así. Cualquiera de los otros dos entrenadores en la terna, Snyder y Stevens, lo merecían también, además de por realizar una gran campaña con Jazz y Celtics respectivamente, por su papel desempeñado en playoffs, aunque insistimos que estos premios solo evalúan los 82 encuentros de la temporada regular.

El premio fue muy igualado y Casey se impuso con 292 votos a los 217 de Snyder y los 203 de Stevens.


Like it? Share with your friends!

Sebastián Villalobos
Futuro periodista venezolano, amante de los deportes - @sebastian0209 en Twitter y en IG @sebastianvu02

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *