Los Golden State Warriors son nuevos campeones de la NBA 2018. Su tercer título en cuatro años tras los logrados en 2015 y 2017, con el único impase de 2016 gracias a un excelso LeBron que en estas Finales se ha visto más atado que nunca. La otra noticia del partido del viernes, quizá sea la casi total seguridad por sensaciones de que LeBron saldrá de Cleveland.

Pero vayamos con los campeones. Los Warriors suman el sexto anillo de su historia, y son el tercer equipo que suma 3 en cuatro años tras Celtics, Bulls y Lakers. Este equipo, por si había alguna duda, es ya una Dinastía propia de la NBA.

El partido de este viernes fue un paseo militar para ellos. La confirmación de que eran muy superiores a sus rivales. Los Warriors acabaron imponiéndose por 108-85 en Ohio, con LeBron dejando el partido a 4 minutos del final felicitando ya a sus rivales. El peso de ser mejor por aplastamiento.

Desde el primer cuarto se notaron las diferencias y solo una reacción de los Cavs en el segundo les dio su única ventaja, un 42-43 que los Warriors dinamitarían como siempre en el tercer cuarto. Allí 25-13 de parcial y partido ganado. Son los mejores de su tiempo.

 

Durant, MVP

The 2018 #NBAFinals MVP… @kevindurant of the @warriors! #thisiswhyweplay

A post shared by NBA (@nba) on

Hablando de nombres propios hoy toca hacerlo de Stephen Curry. El base se fue hasta los 37 puntos con un increíble 7 de 15 en triples y metiéndolos de todos los colores y distancias. Por un momento parecía un videojuego en modo ‘rookie’ con todos los valores al 99 cuando se le veía lanzar de tres.

A él le siguió Kevin Durant que logró su primer triple-doble en una serie por el título (20+12+10). El alero se llevó el título de MVP de las Finales, el segundo consecutivo para él, aunque quizá Curry ha sido el hombre más definitivo. Es cierto que el base estuvo mal en el tercer partido con solo 11 puntos y 1/10 en triples, pero también es verdad que anoche y en el segundo él fue el hombre de los Warriors. A Curry le falta un MVP de las Finales, y quizá debería haber sido este.

En los Cavs, LeBron hizo 23+7+8. No hace falta decir mucho más de los Cavs porque pasó lo que ha ocurrido en buena parte de los Playoffs. Estuvo solo. Su despedida seguramente marque el fin de su segunda etapa en Cleveland, lo que nos hace pensar ya en el culebrón del verano.

 

¿El último partido de LeBron James con los Cavs?

@kingjames checks out with 23p/8a/7r for the @cavs. #NBAFinals.

A post shared by NBA (@nba) on

‘King James’ puso su sello a 23 puntos, 7 rebotes y 8 asistencias, en lo que todo apunta a que habrá sido un último partido con el uniforme de los Cleveland Cavaliers. LeBron dejó el terreno de juego nada más finalizar el encuentro, despidiéndose de sus hijos y su mujer. Ahora tiene por delante una decisión de lo más complicada, pues podría convertirse en agente libre a partir del 1 de julio si él lo desease. ¿Quedarse en los Cavs? ¿Marcharse a otro equipo? Todo son dudas sobre su futuro y da la impresión de que el verano va a ser muy largo en la villa del rey. Philadelphia 76ers, Houston Rockets, San Antonio Spurs, Los Angeles Lakers… Muchos nombres encima de la mesa y un sólo destino el que tendrá que elegir LBJ.

 

La NBA 2017/2018 ha acabado dejándonos como siempre con ganas de que su temporada dura todo el año. Pero hemos visto acabar de fraguarse una dinastía, a un Rey solitario dejándose la piel a su mejor nivel, y por primera vez en forma de Houston y Celtics, alternativas en ambas conferencias. Esto promete y el Draft y el verano y la agencia libre 2018 también se vislumbran como buenos anticipos.


Like it? Share with your friends!

Sebastián Villalobos
Futuro periodista venezolano, amante de los deportes - @sebastian0209 en Twitter y en IG @sebastianvu02

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *