Un poco menos de 48 horas restan para que la final masculina de Roland Garros pueda disputarse. Como ya es bien conocido, Rafael Nadal y Dominic Thiem jugarán por levantar el título del torneo. A pesar que las apuesta apuntan hacia el español, pero el joven austriaco quiere dar la sorpresa y luchará para ello.

Thiem busca derrocar al mejor jugador de la historia en arcilla

En una reciente entrevista, Nadal declaraba que durante los últimos dos años, Thiem ha sido el rival más complicado que le ha tocado enfrentar. Durante dicho periodo, la sensación austriaca ha derrotado a Rafa en tres oportunidades. Inclusive, en el presente año el joven de 24 años lo venció en el Masters 1000 de Madrid.

Thiem ha comenzado a madurar en su juego. Cada vez se le nota con mayor soltura dentro de la cancha, pero por sobre todas las cosas, demuestra agresividad en cada punto que disputa. Juega pegado a la linea de base lo que hace incomodar a sus rivales, su derecha y revés son armas que se complementan a la perfección, además de tener un buen primer servicio.

Resumen del partido ante Cecchinato

Ante Cecchinato supo resolver un partido que se le pudo haber complicado en el segundo set de haberlo ganado el italiano. Sin embargo, pudo encarrilarse y en tie break pudo ganarlo. En el tercer set con su rival desmoralizado y con muestras de cansancio por la enorme semana que tuvo en Roland Garros, Thiem se impuso por 6-1.

Luego de tomar estas consideraciones, de analizar de manera corta pero concreta la evolución en su forma de jugar, la cita del domingo no será sencilla para Thiem.

Disputar una final de cualquier torneo genera nervios y ansiedad, ahora jugar ante Nadal en la final de un torneo que ha ganado en 10 ocasiones cambia cualquier perspectiva y manera para encarar tal compromiso.

Thiem tiene en sus manos una oportunidad única que no puede desaprovechar. Ya ha derrotado a Nadal, pero nada se compara con este duelo en particular. Su concentración es su mejor arma, las pocas o muchas oportunidades que le brinde Rafa deberá tomarlas si quiere ganar, aunque jugar a un mejor de cinco parciales no es lo mismo que jugar a ganar dos sets.

Una de las mayores virtudes de Nadal es su mentalidad y lo que influye en su rival. Thiem conoce la manera en la cual se desempeña su rival, aunque a veces esto no es suficiente y menos contra quien se enfrentará.

La amplia mayoría considera que Nadal podrá levantar su 11er trofeo en Roland Garros, pero por dentro saben que Thiem no es un rival asequible. El austriaco tiene en su raqueta la posibilidad de hacer historia, debe salir en busca del partido y tener en cuenta algunas de las consideraciones que antes se expusieron, a pesar que la hazaña se muy cuesta arriba.


Like it? Share with your friends!

Elvis Paz

Periodista maracucho. Fanático de los deportes sobre todo del fútbol y tenis. Parte del equipo de trabajo de @hsmdeportes Twitter: paz_elvis Instagram: elvispm19

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *