Algunas de las mejores contrataciones del invierno han dado los resultados esperados, a continuación le damos un vistazo no solamente a los buenos jugadores que han transformado a sus equipos en los últimos meses, sino también a los que han impactado las competencias divisionales en las primeras semanas de la nueva temporada:

Wade Davis, Rockies

contrataciones

Los Rockies invirtieron US$106 millones en el bullpen y la contratación de Davis, después de las firmas de Jake McGee y Bryan Shaw, fue el toque final. Se puede argumentar que Davis ha sido el mejor relevista de Grandes Ligas en las últimas temporadas. Había quienes se preocupaban que su carga – 224 presentaciones del 2014 al 2017 – lo afectara, pero se ha visto igual de efectivo.

Jake Arrieta, Filis

Los Filis firmaron a Arrieta para que solidificara la rotación del club y para que pusiera el ejemplo en un equipo joven con su preparación, aplomo y manera de afrontar el juego. Hasta ahora, eso es justo lo que ha hecho Arrieta, quien lleva foja de 2-0 con efectividad de 2.04 en tres aperturas esta temporada.

Addison Reed, Mellizos

Los Mellizos firmaron al veterano dominicano Fernando Rodney para el rol de cerrador, lo cual le ha permitido a Reed trabajar múltiples innings como preparador de mesa. Reed ha sido uno de los mejores relevistas de Grandes Ligas en las últimas cuatro campañas y hasta ahora ha brillado por su nuevo equipo.

J.D. Martínez, Medias Rojas

Martínez ha hecho todo lo que los Medias Rojas esperaban de él, algo que no suele suceder con los agentes libes de lujo en su primer mes con un nuevo equipo. Aunque el cañonero es apenas una pieza del equipo que se perfila como el mejor de Grandes Ligas ahora mismo, no se le debe restar importancia a su impacto.

Bud Norris, Cardenales

Los Cardenales pensaban que habían hallado a su cerrador cuando firmaron a Greg Holland a principios de la temporada regular y es posible que el diestro termine desempeñando dicho rol. Pero por ahora, ha sido Norris el encargado del noveno inning. Su recta se ha mantenido en 95 millas por hora, su mayor velocidad en 10 años.

Corey Dickerson, Piratas

Ningún equipo ha sorprendido más que los Piratas, empezando por una mejoría notable en la ofensiva. Eso se debe en parte al desarrollo de jugadores jóvenes como Josh Bell y el dominicano Gregory Polanco, pero Dickerson, quien fue designado para asignación por los Rays, ha brindado una profundidad que a los Piratas les faltó en el 2017.

Todd Frazier, Mets

Frazier sería el primero en recalcar que no basta con los aportes de un solo jugador. Y él no es el único que ha ayudado a los Mets a treparse a la cima del Este de la Liga Nacional. Pero Frazier ha sido uno de los mejores temas a seguir hasta ahora, gracias a su producción ofensiva, su desempeño en la tercera base y su profesionalismo.

Gerrit Cole, Astros

Los Astros consideraban que estaban agregando a un tercer as a una rotación que ya contaba con Dallas Keuchel y Justin Verlander y eso es justo lo que ha sido Cole. Aunque ha cambiado la manera en que utiliza sus pitcheos – está tirando menos rectas y más curvas y sliders – es evidente que se ha nutrido de un ambiente ganador.

Shohei Ohtani, Angelinos

Ni a quienes nos encantaba la idea de que en Grandes Ligas hubiera un jugador que lanzara y bateara nos pasó por la mente que Ohtani, de 23 años de edad, pudiera ser tan bueno. Según MLB Pipeline, el japonés era el prospecto número 1 del béisbol, tanto como bateador como lanzador. ¿Le alcanzaría el tiempo para establecerse como ambos? Hasta ahora, eso no ha sido un problema. Fuera de lo que se puede medir, la energía que trae Ohtani al terreno de juego y al clubhouse es uno de los motivos por los que los Angelinos han comenzado con buen pie.


Like it? Share with your friends!

Eddy Marin

Periodista, campeón centroamericano de natación.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *