Los Dodgers perdieron una dramática Serie Mundial ante los Astros. Y muchas culpables se han encontrado para las derrotas claves del equipo como las decisiones del mánager Dave Roberts, el lanzador Yu Darvish y los problemas para batear con corredores en posición de anotar.

Otro punto que se ha debatido fue la ausencia de Adrián González, un tema muy sensible en el interior de los Dodgers después de como se manejó la situación durante toda la postemporada.

El pelotero se ausentó en las primeras dos series (Serie Divisional y Serie de Campeonato) y los rumores sobre donde estaba aparecieron de la misma manera que él lo hizo para el Juego 2 de la Serie Mundial.

Pero después de la victoria para el equipo de los Dodgers en el Juego 1 llegarían los problemas para el equipo de Los Ángeles.

Uno de ellos fue la actuación de Cody Bellinger que terminó con diecisiete ponches y incluyendo tres en el Juego 7 cuando los Dodgers batearon para solo un hit en trece turnos con corredores en posición de anotar.

Sin lugar a dudas Bellinger tiene un talento brillante pero haberle recargado la responsabilidad de ser el cuarto bate en una Serie Mundial durante su primer año en las Grandes Ligas parece que fue demasiado para él.

González tuvo la peor temporada de su carrera y estuvo plagado de lesiones pero el tenerlo en el róster para estos juegos le hubiera dado otras posibilidades a los Dodgers en cuanto a la ofensiva y al verlo en la práctica bateo todo indicaba que podría haber aparecido por lo omenos como emergente.

González no es un bateador de poder pero ha mostrado ser capaz de dar buenos contactos y su veteranía en un equipo repleto de jugadores jóvenes pudo haber caído bien.


Like it? Share with your friends!

Eddy Marin

Periodista, campeón centroamericano de natación.