Los amantes de la Fórmula 1 tenemos el privilegio de disfrutar de pilotos que están escribiendo la historia, estableciendo récords, batallas que serán referencia a las futuras generaciones, etc.

Entre ellos: Fernando Alonso, Sebastian Vettel, Nico Rosberg y el nuevo integrante del Club de Tetracampeones, el británico Lewis Hamilton. Y este cuarto título ha sido, aunque según sus palabras diga lo contrario, el mas fácil de todos.

Cuesta estar de acuerdo con un hombre que ganó su primer título con un adelantamiento en la última curva de la última carrera del año (Brasil), con un hombre cuyo enemigo particular en las últimas temporadas ha sido un rival que jugaba con sus mismas armas. Cuesta no afirmar que éste ha sido el mundial más sencillo de los obtenidos por el británico.

Lewis Hamilton a bordo del McLaren Mercedes MP4/23 con el que se coronó en Interlagos, en el año 2008. Foto: Sutton images.

Hamilton tuvo que hacer de verdadero líder de equipo, buscando revertir una situación que no había comenzado con la solvencia de temporadas pasadas. Pero no deja de ser cierto, que cuando Hamilton ha tenido el mejor monoplaza, nadie le ha tosido en carrera, como confirman los seis triunfos en las últimas ocho carreras previas a la llegada a México.

En los últimos tres años, Lewis tuvo siempre un rival, algo que no ha ocurrido este año pues Valtteri Bottas no ha sido ni la sombra de lo que era Nico Rosberg, y cuando Ferrari ha fallado, ha sido un verdadero paseo para el piloto del fabricante alemán.

Esto no resta méritos a un Lewis Hamilton que ahora se convierte en leyenda del automovilismo, un rompe récords, un ídolo para las nuevas promesas y un buen candidato con reales posibilidades de superar los siete títulos que posee Michael Schumacher.

 


Like it? Share with your friends!

Héctor Arrieta
Locutor comercial y voz marca de URBE 96.3 FM, en Maracaibo, Venezuela. 28 años de experiencia en medios audiovisuales y fanático de los deportes, pero en especial de la Fórmula 1. Redactar sobre Fórmula 1 es una pasión, un anhelo de lograr que el público entienda este deporte que es mucho más que ver monoplazas dando vueltas en un circuito. Es vital conocer la historia, records y pilotos, activos y retirados; para descubrir la evolución de este mágico mundo del motor cuya tecnología llega a nuestros autos de hoy día, de una forma u otra.