Red Bull busca desesperadamente potencia extra

El equipo austriaco ha mostrado un gran rendimiento en carrera, pero su punto flaco es la clasificación.

El jefe de equipo de reconoce que les vendría bien un empuje adicional del motor Renault para poder competir con Mercedes y Ferrari en clasificación. Foto: Sutton images.

No cabe duda que el equipo Red Bull ha ido mejorando carrera a carrera, tomando en cuenta el flojo inicio que mostraron en Australia. Incluso el piloto Daniel Ricciardo consiguió estar en el podio varias veces. Pero… ¿Por qué no ganan?

Max Verstappen ha sufrido la mayoría de los fallos durante esta temporada. Foto: Sutton images.

Sería fácil responder: Mercedes y Ferrari son superiores. Y en cierta manera es verdad, pero en esta temporada el dominio de Mercedes no es como en años anteriores y Ferrari le está dando pelea, aunque aún no le superan del todo. Además, el motor Renault no es tan potente y fiable como el de los alemanes e italianos.

En ritmo de carrera, el RB13 camina muy bien. De hecho, si lograra partir desde la primera fila tal vez pudieran haber ganado más de una carrera. Ya Ricciardo lo demostró.

Daniel Ricciardo logró imponerse en el GP de Azerbaiyán, circuito de Bakú. Foto: Sutton imagen.

El talón de Aquiles de Red Bull está en la clasificación, necesitan más potencia para pelear durante la Q3, principalmente. Es por esto que buscan potencia prácticamente con desesperación. No lo dicen abiertamente, pero eso se entiende.

“El RB13 es cada vez más fuerte en condiciones de carrera y, de nuevo, fue muy competitivo en Hungría. Si podemos encontrar un poco más en el área del motor. Se ha visto que en clasificación Max Verstappen fue el segundo más rápido en Q1 y Q2, pero llegas a la última parte y necesitas un extra para estar con los principales rivales. Creo que es necesario hablar con nuestro suministrador de motor para entender por qué su idea es retrasar la introducción del nuevo motor”, explica Christian Horner, jefe de Red Bull a la web estadounidense Motorsport.com.

Christian Horner, jefe de equipo de Red Bull. Foto: Getty images.

El británico cree que podrán mostrar un buen ritmo en la siguiente cita, en Spa-Francorchamps, destacando la posibilidad de adelantamientos en el trazado belga, a diferencia que en el Hungaroring.

“Con suerte, en ese aspecto podemos ser razonables allí. En Austria fuimos razonablemente competitivos, especialmente el domingo. El sábado estamos teniendo problemas. Puedo imaginarnos siendo quinto o sexto en la parrilla el sábado y más rápidos que eso el domingo. Lo que puedo decir sobre Spa es que hay posibilidades de adelantar”, concluye.