La eliminación la noche de ayer de Alexander Zverev a manos del croata, Borna Coric, ha caído como un balde de agua fría para aquellos que lo daban como favorito para llevarse el US Open.

Zverev cayó derrotado con parciales de 3-6, 7-5, 7-6(1) y 7-6(4) en tres horas y 26 minutos de juego.

El alemán ya había tenido un debut complicado ante Darin King en la primera ronda, a pesar de ganado en tres sets. En dicho encuentro, su debut en la cancha central del US Open, se notó a un Zverev un poco nervioso, dejando que su contrario tomará la iniciativa en el encuentro.

Zverev llegaba al US Open siendo uno de los favoritos para llevarse el torneo. Para fundamentar dicha aseveración, es necesario decir que el alemán a pesar de su corta edad (20 años), había demostrado durante los torneos de Washington y Montreal que su tenis iba ascenso y que no sería fácil derrotarlo jugando a un nivel tan elevado.

El cartel de favorito, más su corta edad y la inexperiencia pudieron haber jugado en contra de Zverev, que pudo sentirse presionado por todo el entorno en el cual se había introducido. Más allá de ello, Coric demostró que fue superior al alemán, salió a jugar el partido de igual a igual, y supo aprovechar las ventajas que dejaba Zverev y concreta en los momentos cruciales.

La joven promesa del tenis mundial, nunca se vio tan solvente como venía demostrando en los torneos previos. Para muchos Zverev ha decepcionado, aunque por su corta edad y su talento en un futuro no muy lejano estará llegando a los puestos más altos de la ATP.

Cabe destacar que el ganar un Masters 1000, no es lo mismo que conseguir un Grand Slam. Son complicaciones y situaciones totalmente diferentes. Allí deberá trabajar Zverev para terminar de dar el salto de calidad que le hizo falta.


Like it? Share with your friends!

Elvis Paz

Periodista maracucho. Fanático de los deportes sobre todo del fútbol y tenis. Parte del equipo de trabajo de @hsmdeportes Twitter: paz_elvis Instagram: elvispm19