En el beisbol a veces lo único que necesitas para salir de una mala racha es no jugar beisbol por algunos días, al menos ese el caso de Andrew Benintendi de los Red Sox de Boston. El novato jardinero del equipo de Massachusetts venía de uno de sus peores momentos en Grandes Ligas, donde en el mes de julio bateó para .222.

Fue entonces que el manager de los Red Sox John Farrell decidió sentar a su novato, dándole dos días de descanso consecutivo a Benintendi ante los Indios de Cleveland a pesar de que ambos días eran lanzadores derechos en la loma rival. Al siguiente día se pospuso el tercer juego ante Indios por lluvia.

En total fueron 3 días los que Benintendi no tocó un diamante durante un juego oficial y al parecer eso fue exactamente lo que necesitaba, pues ahora tiene una racha de siete juegos conectando al menos un imparable.

Desde el 3 de agosto, el bateador zurdo tiene un promedio de .457 con cuatro jonrones y 12 producidas. Tan solo ante los Yankees se fue de 13-5 con tres cuadrangulares y 9 remolcadas, incluyendo la carrera de la victoria en extrainnings el domingo.

“Estoy feliz de porder ayudar al equipo a ganar. Había estado batallando los últimos meses, semanas, y ayudar al equipo a ganar se siente bastante bien.”

Farrell se mostró impresionado con su novato tras el triunfo del domingos, especialmente por unos pitcheos que dejó pasar.

“Ha sido el hombre indicado los últimos días, los más bonito fue como dejó ir un par de sliders muy buenos de Tommy Kahnle y después conecta de línea una recta.”

El resurgimiento de Benintendi parece haber llegado en el mejor momento, pues el mes de agosto tiene varias series importantes para Boston y la carrera por el título del Este de la Americana.  Enfrentarán a Orioles (3 juegos), Azulejos (3 juegos) y a Yankees (7 juegos) en las siguientes tres semanas de su calendario, y de llevarse ambas series ante Yankees los Red Sox casi asegurarían la corona del este a un mes de que termine la campaña 2017.

Andrew Benintendi.

Por otro lado, el resurgir de Benintendi lo mete de nuevo en la plática por el Novato del Año en la Americana, pues Aaron Judge le ha abierto un poco la puerta con su slump de la segunda mitad de temporada donde batea por debajo de .200 desde mediados de julio.

Aún así Judge lleva la delantera con bateo de .289 y 35 bombazos a comparación de .279 y 16 jonrones de Benintendi en lo que va del 2017. Pero si sigue la caída libre del “Juez” y “Benny” mantiene su buena racha el trofeo podría terminar fuera del Bronx


Like it? Share with your friends!

Eddy Marin

Periodista, campeón centroamericano de natación.