No hubo punto final entre Barcelona y Neymar. Pese a que la salida del brasileño al PSG francés suponía que la relación entre él y el club azulgrana había cerrado, aún queda parte de la novela abierta.

El equipo presentó ayer una demanda laboral sobre el ahora jugador más caro en la historia del fútbol, por incumplimiento de contrato. La misma fue puesta ante el Juzgado de lo Social de Barcelona.

Neymar había renovado en julio, hasta el final de la temporada 2021 y en esta demanda el Barcelona buscaría ganar una cifra entre 31,5 y 38 millones de euros.

Esta cantidad se deriva de los 26 cobrados por el delantero en el momento de su renovación, otros ocho millones y medio por “daños y perjuicios” y un 10 % adicional en intereses de mora.

Volvió @3gerardpique 😂😂😂

A post shared by Leo Messi (@leomessi) on

Se queda 😂🤙🏽 @3gerardpique

A post shared by Nj 🇧🇷 👻 neymarjr (@neymarjr) on

Barcelona instó al PSG, su nuevo club, a encargarse de la deuda si Neymar no pudiese hacerlo.

Esta decisión llega después de unas declaraciones de Neymar en las que apuntaba que “hay directivos del Barcelona que no pueden estar ahí, es un equipo que merece mucho más”, soltó el brasileño.

Sorpresivamente, el brasileño en las horas posteriores a la publicación de la demanda recibió el espaldarazo de sus excompañeros culés en una reunión realizada en casa de Lionel Messi, en la que bromearon e hicieron varias publicaciones en redes sociales, lo que hace crecer los rumores de las diferencias entre los jugadores blaugranas y los directivos del equipo.

Entre los presentes en las diferentes fotografías se encontraban Douglas, Luis Suárez, Gerard Piqué, Neymar, Ivan Rakitic y hasta Dani Alves, quien tuvo su paso por Barcelona y actualmente está también en el PSG.


Like it? Share with your friends!

Juan Bastidas

Periodista venezolano en Santiago. Cubrí la fuente de fútbol en el Diario Versión Final (Maracaibo) y Diario Líder (Caracas).