Prácticamente nada le puede faltar a Gianluigi Buffon en su vitrina. El arquero italiano, que recientemente cumplió los 1000 partidos como profesional, sigue tan vigente como siempre a sus 39 años. Titular indiscutible de la Juventus y de la azzurra, su estado de forma es envidiable.

«Gigi» se mantiene en el tope de condiciones. Seguramente llegará a Rusia 2018 y pondrá su nombre en su sexto Mundial consecutivo y aunque no vio acción en Francia 1998 desde el 2002 es el guardián del arco lombardo que alzó el trofeo más preciado en tierras alemanas en 2006.

«¿Mi futuro después de 2018? Eso es algo que sentiré muy dentro de mí en esa oportunidad», comentó el experimentado guardavallas.

Solo no tener un título de Liga de Campeones puede ser el lunar de su carrera -además de la Eurocopa-, aunque la Juventus sigue con vida en esta edición. Campeón del mundo, de Serie A, Coppa Italia, Supercopa de Italia y de la Serie B cuando la Vecchia Signora pasaba el peor momento de su historia en el que mostró una fidelidad absoluta, estas son las grandes exhibiciones en su palmarés.

En cuanto a estadísticas, los equipos en los que ha estado Buffon a lo largo de los 1000 partidos tienen un diferencial de goles de +3 y en promedio ha recibido 0,86 por partido. En Serie A es el jugador juventino con más minutos en la historia con 39.706 y en el campeonato local su media de tantos encajados es aún más baja con 0,81 en 615 juegos entre Parma y los de Turín.

Hay otros grandes porteros que en estos 25 años y le pueden debatir a «Gigi» el puesto como el mejor de esta época.

Iker Casillas

Baluarte del Real Madrid. Campeón de Liga, Copa y Supercopa española, su mito creció con la conquista de las dos Eurocopas de España (2008 y 2012) y el Mundial de 2010 donde fue el capitán y líder de la Roja más exitosa de todos los tiempos.

Oliver Kahn

Portero de carácter y personalidad. El guardameta más significativo de la Bundesliga, importante en los momentos clave y héroe del Bayern Munich en la conquista de la Champions de 2001 en la tanda de penales frente al Valencia.

Fabien Barthez

Aunque su carrera a nivel de clubes no fue la más brillante, fue una garantía con la selección francesa. Puntual en las mayores conquistas de «les bleus» tanto en 1998 con el Mundial disputado en casa y la Euro de 2000.

Edwin van der Sar

Solvente y seguro, aunque no era de tomar muchos riesgos, Edwin van der Sar siempre cumplió. Con su imponente 1,97 metros de altura, el portero holandés daba la sensación de que nada malo podía suceder en su área.

José Luis Chilavert

Quizá el mejor arquero sudamericano de la época. No solo contaba con unos grandísimos reflejos sino que era un líder en la cancha y contaba con una excelsa pegada en tiros libres lo que lo hacía peligroso a la ofensiva.

Peter Schmeichel

El danés fue la referencia de la portería del Manchester United en la década de los 90. Seguro y con una capacidad de reacción, el nórdico es quizá un poco subvalorado por la poca tradición de su selección nacional.


Like it? Share with your friends!

Juan Bastidas

Periodista venezolano en Santiago. Cubrí la fuente de fútbol en el Diario Versión Final (Maracaibo) y Diario Líder (Caracas).