Con un sencillo de Sho Nakata, una estupenda actuación de su cuerpo de relevista y la ayuda de las nuevas reglas del extrainning, Japón consiguió una agónica victoria 8 carreras por 6 contra Holanda en el encuentro de segunda vuelta en el Clásico Mundial de Béisbol.

Los maderos nipones lograron anotar 5 carreras en las primeras tres entradas, pero después fueron silenciados por los brazos europeos. La ofensiva asiática atacó constantemente, no obstante, la poca producción con hombres en posición anotadora no les permitió tomar la ventaja.

La ofensiva de Holanda también sufrió del mismo mal, y con 29 corredores dejados en base, demostraron que no tuvieron los suficientes méritos para hacerse con una victoria que fuera agregado otra sorpresa al torneo.

Los Países Bajos tuvieron múltiples oportunidades de sellar la victoria. La más clara llegó en el noveno episodio, donde lograron igualar el marcador con sencillo de Jonathan Schoop, pero Curt Smith fue ponchado por los envíos de Takahiro Norimoto  para dejar la carrera de la victoria en la tercera base.

No fue hasta la entrada 11, que teniendo corredores en los senderos por el polémico reglamento, Sho Nakata sacudió un sencillo al jardín izquierdo que trajo las carreras de la diferencia y Japón logró su primera victoria en la segunda vuelta del torneo.

El relevista Kazuhisa Makita se llevó la victoria gracias a sus entradas en blanco y el lanzador perdedor fue Tom Stuifbergen, que permitió dos carreras sucias, pero que costaron mucho.


Like it? Share with your friends!

Eddy Marin

Periodista, campeón centroamericano de natación.