Rafael Nadal está de vuelta en unas semifinales de Grand Slam. El No. 9 del mundo, ganador de 14 grandes y campeón en el Abierto de Australia en 2009, se impuso a Milos Raonic en la Rod Laver arena con un despliegue de poderío y garra. Tras dos horas y 45 minutos, el español se impuso 6-4, 7-6(7) y 6-4 al No. 3 del mundo y alcanzó sus quintas semifinales en Melbourne Park.

Ya son 50 victorias en el Abierto de Australia, el único Grand Slam en el que tiene tantos triunfos además de Roland Garros. Es el cuarto jugador en la Era Open en sumar al menos 50 triunfos en Australia, por detrás de Federer (85-13), Djokovic (58-7) y Edberg (56-10). Precisamente desde 2014, año en que ganó su novena Copa de Mosqueteros y último grande hasta la fecha, Nadal no progresaba a una penúltima ronda de Grand Slam.

El primer set empezó con ambos jugadores mostrando respeto mutuo. Entrando poco a poco en el partido, escaneando el servicio rival. Nadal firmó una manga inicial prácticamente perfecta, sin ceder una sola bola de break, cometiendo tan sólo dos errores no forzados y conectando 12 golpes ganadores. El único quiebre del parcial llegó en el séptimo juego y fue suficiente para que el español se pusiera por delante en el marcador.

Dimitrov, el próximo rival.

En semifinales le espera el búlgaro Grigor Dimitrov, quien después de superar a David Goffin en cuartos de final, alcanzó su primera penúltima ronda en el primer Grand Slam del año. No sólo eso, el No. 15 del mundo, acumula 10 victorias consecutivas y un título en este 2017.

Será la segunda semifinal de un grande para Dimitrov y la No. 24 para el español, que sobrepasa a Pete Sampras en la clasificación de más semifinales alcanzadas en la Era Open. Nadal está quinto por detrás de Federer (41), Connors y Djokovic (31), Lendl (28) y Agassi (26).


Like it? Share with your friends!

Eddy Marin

Periodista, campeón centroamericano de natación.