David Price, el superlativo abridor que no quieres en postemporada (FOTO)

David Price gana 30 millones de dólares al año, pero es un lanzador del montón en postemporada

David Price es brillante. De eso no hay duda. Price es un caballo de hierro en cualquier rotación, un as a carta cabal. Un sólido abridor que comanda un staff de lanzadores, por eso gana 30 millones de dólares al año.

Pero la triste realidad es que todo el primer párrafo es relacionado a lo que puede hacer en ronda regular, a los números a lo largo de carrera. En postemporada, la historia es otra. El contraste que existe es dramático, es perfectamente posible describirlo como blanco y negro.

Price, en su primer año con los Medias Rojas, llegó a estos playoffs con una deuda pendiente. Más que una deuda, cargaba consigo el estigma de ser un lanzador cuya calidad diezma en etapas posteriores a la eliminatoria. Su récord como abridor en estas instancias era de 0-7 y 5.27 de efectividad, con 54 imparables y 10 jonrones en 54.2 entradas. Una barbaridad.

Este viernes el estelar zurdo se situó sobre la loma del Progressive Field para enfrentar a los Indios de Cleveland en la Serie Divisional. Su misión era igualarla a una victoria por bando, pero nuevamente hizo agua.

David Price no pudo con Cleveland y puso a Boston contra la pared
David Price no pudo con Cleveland y puso a Boston contra la pared

En 3.1 capítulos, le pegaron seis hits y le fabricaron cinco carreras limpias. Dio dos boletos y ponchó a tres contrarios. Su foja en postemporada como iniciador quedó en 0-8 y porcentaje de anotaciones merecidas de 5.74.

“Sé que las cosas buenas en octubre llegarán para mí, lo sé. No estuve bien hoy (viernes), los Indios están jugando bien”, dijo Price a Newsday Sports. “Sé que mi número será llamado otra vez para lanzar en 2016. Y estaré listo. Realmente quiero una segunda oportunidad”.

El veterano es uno de los seis abridores en la historia de las Grandes Ligas con al menos ocho derrotas en playoffs. Este es el grupo, aunque hay que sumarle el revés del viernes al mencionado serpentinero:

pfi

Lo curioso del caso es que de ese grupo, Price es el único que no ha ganado cuando comienza un juego. De hecho, es el único escopetero en las Mayores sin victorias luego de nueve aperturas en la fiesta de octubre.

La única manera de que tome la bola para abrir nuevamente en esta serie es que Boston la empate y se decida en un quinto encuentro, cuando Price entraría en escena para tratar de borrar su más reciente presentación y clasificar a los Medias Rojas a la Serie de Campeonato del joven circuito.

Juan Páez / @jmanupz