Cachorros: Un equipo que también tiene que ganar fuera del terreno.

Bartman, "La Cabra" y mala suerte ya no son excusas válidas para llevarse la Serie Mundial.

Para un equipo llegar a los playoffs siendo los únicos en alcanzar más de 100 victorias en la temporada de la MLB sería buen augurio, pero cuando ese equipo es los Cachorros de Chicago, la historia pareciera jugarles en contra.

La maldición de Murphy.

Cuenta la leyenda que el 6 de octubre de 1945 durante el cuarto partido de la Serie Mundial entre Chicago y Detroit, un reconocido fanático de los oseznos y también propietario de una taberna concurrida en el centro de Chicago, Billy Sianis, trató de entrar al Wrigley Field (Casa de los Cachorros) con una cabra a la que llamaba Murphy. En la puerta le indicaron que no podía ingresar con su mascota, lo cual hizo enojar a Sianis quien dijo que los Cachorros no ganarían más una Serie Mundial hasta que dejaran entrar a Murphy al Wrigley Field.

La “Maldición de La Cabra” es el nombre oficial de esta historia que solamente posee una vigencia de 71 años, pero lo cierto es que los oseznos no ganan una serie mundial desde 1908 cuando se convirtieron en el primer equipo en la historia de la MLB en ganar dos campeonatos consecutivos.

108 años han pasado desde que Orval Overall lanzara completo en aquel quinto partido de la Serie Mundial sin permitir carreras y tolerando tres hits ante los Tigres, coronando a los Cachorros como los campeones de la MLB por última vez.

Desde entonces, Chicago ha perdido siete Series Mundiales. Además en 2003, durante la Serie de Campeonato de la Liga Nacional ante los Marlins, con la serie 3-2 a favor de los Cachorros y ganando el sexto partido 3-0 en su casa. Un fanático de los locales llamado Steve Bartman impidió que el Jardinero Derecho de su equipo tomara un foul, que a la postre dejara al bateador vivo y listo para iniciar la remontada de los Marlins, que en el aquel entonces era de Miami, y que los dejaría fuera de la Serie Mundial a los Cachorros de Chicago nuevamente.

http://

Con tan solo caminar cualquier día del año por las calles de Chicago, sin necesidad de pasar por la calle Addison, es fácil darse cuenta que el equipo de los Cachorros es el más popular en la Ciudad de los Vientos, esta ciudad también cuenta con los Medias Blancas de Chicago, quienes tienen tres anillos de campeonato de Serie Mundial en su historia, obteniendo el último en 2005.

White Sox

Para una ciudad que está acostumbrada a obtener buenos resultados de la mayoría de sus equipos, (seis campeonatos de la NBA con los Bulls de la mano de Michael Jordan, seis campeonatos de Stanley Cup y hasta el Chicago Fire de la MLS quienes ganaron una copa en 1998), Los Cachorros y los Osos (NFL) son tal vez las dos franquicias que más están en deuda con sus fanáticos.

Statua MJ Chicago

En la postemporada 2016 los Cachorros salen al campo como los principales favoritos a llevarse el título. Chicago fue 3ro en carreras anotadas (808), 1ero en bases por bolas recibidas (656), 2dos en OBP (.343), 1ero en efectividad de sus lanzadores (3,15), 3ro en ponche propinados (1441). Jugaron 20 veces en contra de equipos de la Liga Americana y ganaron 15 partidos, etc…

Antes y después de que Bartman y de la “Cabra” , Chicago no ha sabido ganar, tanto en el terreno como administrativamente. Después de la llegada de Theo Epstein a las oficinas y de Joe Maddon a la banca, sumada a una gran camada de jugadores talentosos, Chicago poseen todo el talento necesario para actualizar su vitrina. Es hora de dejar a un lado los mitos y leyendas y comenzar a ganar en el terreno, partido a partido.