Cosas que pasan. “Son los reglajes”, le decían a Kimi Raikkonen desde el pit lane. El finlandés no se sentía cómodo con su Ferrari en los entrenamientos libre, y es que no había manera de que el coche acelerase como acostumbra.

El campeón del mundo de 2007 con Ferrari apretaba el pie pero no transmitía las sensaciones que esperaba. Cuentan que fue en los segunos libres del viernes, pero no está confirmado que sucediera en ese momento. El equipo confirmó a AS la veracidad de la historia.

En cualquier caso, al bajarse del coche y revisar el cockpit los mecánicos descubrieron esa pequeña linterna que utilizan para ver piezas del monoplaza, se había quedado incrustada justo debajo del acelerador y esa era la causa de que no fue el coche tan bien como Kimi esperaba. En esos libres se quedó a casi tres décimas de Vettel.

Es una situación similar a la que vivió en su día Robert Kubica en Renault, cuando en unas pruebas en Valencia vio un teléfono móvil en el cockpit. El polaco les dijo a sus mecánicos desde el muro que si lo tiraba o qué hacía con aquello. En fin. Cosas que pasan.


Like it? Share with your friends!

Nelson Pérez Esis
Melómano, tenista y periodista. CEO y Editor en Jefe de Hispanic Sports Media - @elnelsonperez